top of page
  • Arq. Ricardo Dan Díaz

Intenciones y motivos del mercado del diseño Arquitectónico. Parte 3 de 3.


En The Façade Studio, y bueno, cualquiera que está desde el lado de los consultores; tenemos la gran fortuna de trabajar con muchos de los despachos de arquitectura, otros consultores y demás. Por eso, hemos podido analizar las diferentes combinaciones e iteraciones resultantes de combinar diferentes culturas de trabajo.


Esta última entrega del análisis de la Trifecta de Intenciones y motivos del mercado del diseño Arquitectónico; es la que con más detenimiento hemos estudiado por ser la que más repercute en la coherencia con la que se desarrolla un proceso de diseño Arquitectónico. Es la más explosiva y creadora o destructora de proyectos.


gráfica con la trifecta de interacciones
Trifecta de intenciones y motivos del mercado arquitectónico

Ambición y Urgencia:


La más peligrosa de las interacciones. Porque ojo, no lleva el componente de trabajo. Este es el equivalente a la estrategia de juego de los Yankees de New York. Batea todo como si fuera un Home run; La gran mayoría de los batazos serán strikes, pero cuando le pegues, es un éxito contundente. Es evitar el juego de diario, y querer ganar de un sólo (o muy pocos) intento.


Comunitario: Creo que todo Latinoamérica es así. Porque de aquí salen algunos de los comportamientos mas egoístas, cortoplacistas, primitivos y destructivos. La corrupción y la traición.


Lograr un gran beneficio económico para mi y mis “cuates” rápidamente y a costa de lo que sea. ¿Suena conocido?


Corporativo: Lo anterior suena a política exclusivamente; pero ese es el riesgo, que no veamos que realmente todos somos culturalmente propensos a ser así. ¿Quieres el puesto del director general de la empresa en la que trabajas por su sueldo, o por lo que podrías aportar al sector?

Hay empresas en los que es un secreto a voces que la corrupción abunda y es hasta normal; especialistas que cobran una comisión o gratificación a cambio de recomendar tal o cual producto. Que piden abiertamente y explícitamente un beneficio económico a cambio de decidir en favor de algún contratista. Esa gente debería de ser inmediatamente despedida y vetada del mercado; pero el horror es que muchas veces la corrupción es un cáncer de los organigramas. Toma valor y probidad cortar esta cadena de inmundicia.


Personal: Siempre que hemos estado cerca de hacer una venta sospechosamente fácil y jugosa, no se concreta. No hay tal cosa como un camino corto. Y si lo hay, es muy escarpado. Tiene uno que olvidarse de la idea de que un hipotético día, todo será fácil y no necesitaremos trabajar. Hay que entender que lo único permanente en la vida, es el esfuerzo; el físico o el mental; o los dos. Pero el esfuerzo es la verdadera moneda común con la que funciona el planeta.



Conclusión: Esta trifecta ocurre todo el tiempo, en una persona, en un corporativo y en una comunidad; y fluctúan sus valores. Lograr estar siempre en el centro de la trifecta, es imposible; pero hay que procurar siempre gravitar hacia allá. Las empresas y las personas se forman recíprocamente, y es fundamental crear estrategias corporativas de fomento de valores comunitarios que favorezcan en lo pequeño y en lo amplio.


En The Façade Studio creemos que la arquitectura obviamente nos trasciende como arquitectos, como diseñadores, así que el peor arquitecto o ingeniero o involucrado en el diseño de un edificio; es aquél que condena el desempeño de un edificio a cambio de salir de un apuro absolutamente circunstancial.


Los Arquitectos diseñamos tanto espacios como tiempo, entender esto es fundamental. Nuestras decisiones estarán edificadas ahí por decenas de años si no es que siglos. Diseñar edificios con responsabilidad, resiliencia, estrategia, y entusiasmo; repercutirá no solamente en la reputación de La Empresa; sino en la vida de miles de personas que pasarán por los edificios que en conjunto diseñamos.


En la arquitectura, como arte, como negocio, como forma de vivir aplica como en pocas disciplinas el adagio: No se mezcla el queso con las ganas de comer.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page