top of page
  • Arq. Ricardo Dan Díaz

Pruebas de Hermeticidad.

Es innegable la ventaja de probar un coche antes de sacar un crédito de 5 años para pagarlo. Es importante probarse los zapatos antes de comprarlos. Es excelente idea tocar el agua antes de meterse a la ducha, no vaya a estar muy caliente y nos queme, o muy fría y la experiencia no seria nada relajante.


El tema es que la mayoría de las pruebas anteriormente descritas, son totalmente subjetivas y no significan lo mismo para todos. Los resultados son relativos. La temperatura de la sopa puede ser perfecta para mí, mientras que para mi abuelita podría estar demasiado caliente, y para mi amigo, demasiado tibia. Todos hicimos una prueba “similar”, pero no estandarizada.

Máquinas dispuestas para prueba ASTM e-1105
Setup para prueba ASTM E-1105

Cuando se trata de verificar calidades en algo tan importante como la hermeticidad de un edificio, de una ventana, de sus componentes y de su operación; es importante que de una ventana a otra, la forma de probarlas sea idéntica. Con condiciones repetibles exactamente igual.


Imaginémonos lo absurdo que sería que en un laboratorio clínico, algunos sacaran la sangre con una jeringa, y en otra sucursal, la sacaran con un portazo en la nariz. Que algunos introdujeran el tubo de ensayo a una máquina que analizara 20 elementos, y otros se lo dieran a una anciana experta que la oliera y determinara la salud del paciente.

Hay que estandarizar para poder confiar en los resultados.



Las pruebas de hermeticidad no son destructivas, es decir, no deben dañar la ventana probada, así que echar agua con una Karcher, que es una práctica sorprendentemente común en México, no es una forma representativa de probar una ventana. Jamás llueve así. Cuando llueve, hay una constante cascada de agua sobre la fachada, y el viento ejerce una presión mecánica (empuje) sobre la fachada (y la cascada de agua), haciendo que la continua cortina de agua sea empujada por los huecos de las ventanas. Y esto ocurre durante un tiempo sostenido en el que los drenes de los sistemas de aluminio podrían saturarse si fueran insuficientes. Todo esto ha de ser imitado con una prueba, no con cubetas, no con agua excesivamente presurizada.


Cámara de vacío con mangueras conectadas, supervisor de prueba recibiendo señal de luz verde a prueba.
Personal de The Façade Studio haciendo prueba ASTM E-1105

La prueba de hermeticidad ASTM E-1105 emula todos estos componentes de una lluvia, poniendo a prueba, sin poner en riesgo la integridad de los sellos y empaques y sin sobre-exigir las rutas de drenado y manteniendo todos estos componentes como constantes, para que en caso de ingreso de agua, las variables sean rápida y consistentemente identificables, así sea la 1a prueba o la prueba número 1 millón.

En The Façade Studio hemos logrado diseñar un proceso para hacer la prueba de hermeticidad ASTM E1105 a una velocidad consistente que nos permite hacer un buen número de ellas diarias, y con esto; verificar el correcto funcionamiento de las ventanas, y si necesitan algún ajuste, señalarlo, y que éste se corrija antes de que se habite el edificio.






0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page